ATRACCIONES DE BALI

 

Bali

 

Es uno de los principales destinos turísticos del Sudeste Asiático y ha incrementado su popularidad mundial año tras año recibiendo turistas de todas las latitudes. Los balineses creen que la isla es propiedad de los dioses y fue confiada al cuidado sagrado de su pueblo. Así es que dedican gran parte del día a ceremonias religiosas: ofrendas, fiestas, procesiones y danzas. La enorme cantidad de templos salpica la isla dando cuenta de la importancia de la religión en la vida de sus habitantes.

Los principales atractivos residen en su cultura y su belleza natural, ambas de una particular singularidad que lo convierten en un lugar único en el planeta. En lo que hace a su geografía, el centro de la isla es montañoso y volcánico y las terrazas con cultivos de arroz dominan el paisaje.
Su ciudad capital, Denpasar, tiene varios templos comunitarios llamados "Pura". Uno de ellos es el museo llamado Pura Jagatnatha que esta dedicado al dios supremo Sang Hyang Widi Wasa. Un hito característico dentro de la cultura de la isla es la estatua de una tortuga y dos dragones, que se puede encontrar en todos los templos y significa la coacción del mundo.
Una de las razones que hace única a la isla de Bali son sus playas. A pesar de ser una superficie de poca extensión, se destacan las playas del extremo sur y por consiguiente conforma el lugar en el cual se concentra la mayor cantidad de infraestructura hotelera. Las playas más conocidas son:


Playa Sanur: sobre la costa este nos encontramos con el “Miami Beach” de Bali. Es la localidad más importante de la isla, centro de brahmanismo y que curiosamente retuvo bastante su carácter balinés. Una amplia y estricta regulación gubernamental prohíbe levantar edificios más altos que un cocotero, lo que ha permitido a Sanur conservar mucho de su carácter aldeano original.

 

Playa Nusa Dua: está situada sobre la costa sur, al este de la península del mismo nombre. Es una bella zona ajardinada con la más exclusiva selección de hoteles y de ambiente muy relajado. Es apta para realizar los más variados deportes acuáticos y es además un paraíso para los amantes del buceo.

 

Playa Kuta: este antiguo pueblo de pescadores se ha convertido en una de las playas más importantes y uno de los lugares de mayor interés de Bali. La llegada masiva de turistas desde comienzos de los años sesenta, hizo que pasara de ser el distrito más pobre a lo que es hoy en día: el más rico de toda Indonesia. Las puestas del sol son memorables y conforman un espectáculo único en el mundo.

Hay también decenas de tiendas de arte a lo largo de sus calles principales además de variados restaurantes tradicionales que ofrecen la más variada gastronomía. Por la noche es el lugar elegido por todos los turistas de la isla para trasnochar y divertirse. A lo largo de Legian Street, su calle principal, se ofrecen una gran oferta de restaurantes, pubs, bares y discos.

 

Playa Lovina: es una zona mucho más tranquila que las playas del sur. Los arrecifes de coral están tan cerca de la costa que se puede ir nadando hasta ellos.